última hora

Se eleva la tensión en las puertas de la Casa Blanca durante las protestas por el caso George Floyd

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

La policía utilizó gases lacrimógenos para dispersar a los miles de manifestantes que se concentraron este domingo por la noche cerca de la residencia presidencial para protestar por la muerte de George Floyd bajo custodia de la policía.

 

El caso George Floyd ha causado indignación en todo el país, en particular entre las minorías por el uso excesivo de fuerza de la policía contra las personas negras. En el pasado fin de semana hubo más de 100 eventos de protesta, concentraciones y vigilias a lo largo del país, según un recuento de NBC News. A lo largo de la última semana se han celebrado múltiples manifestaciones pacíficas, pero también se han registrado episodios de grave violencia.

 

Más de 4,400 personas fueron detenidas en 36 ciudades este fin de semana, según un recuento de AP. Los Ángeles tuvo el mayor número de arrestos en 931, seguido de la ciudad de Nueva York con 790.

 

Al menos 25 grandes ciudades de Estados Unidos encararon la noche bajo toque de queda ante el aumento de la protesta y la violencia y al menos 20 estados activaron su Guardia Nacional (ejército de reservistas bajo mando de los gobernadores).

 

Floyd murió el pasado lunes bajo custodia de la policía de Minneapolis, Minnesota, después de que el exoficial Derek Chauvin dejó una rodilla presionada sobre su cuello por más de ocho minutos y medio, mientras este hombre negro se quejaba de no poder respirar. Chauvin fue arrestado el viernes y acusado de homicidio, según las autoridades.

 

Incendios y protestas violentas en las puertas de la Casa Blanca

 

Miles de manifestantes se concentraron este domingo por la noche a las puertas de la Casa Blanca para protestar por la muerte de George Floyd en manos de la policía. Agentes de policía dispararon balas de pimienta y gases lacrimógenos para diluir las protestas por las calles de Washington y la histórica Iglesia Episcopal de San Juan, construida en 1816, fue afectada por los incendios que se propagaron en la zona.

 

Los manifestantes robaron una bandera estadounidense del templo por donde todos los presidentes han pasado a orar y que está ubicado cerca de la Casa Blanca y prendieron fuego a un letrero, según The Washington Post. También se provocó un pequeño incendio en el sótano de la iglesia que los bomberos extingueron rápidamente, según las autoridades.

 

Los manifestantes rompieron ventanas de Sweetgreen, Compass Coffee y SunTrust Bank, entre otros edificios, en el centro de la capital. También se reportó que hubo saqueos en las tiendas de ropa de Zara y Sephora.

 

La sede de la Federación Estadounidense del Trabajo, el mayor sindicato del país, sufrió destrozos por la protestas.

 

Las protestas en el área de la residencia presidencial en Washington DC se produjeron también el pasado viernes y sábado. El viernes por la noche, el Servicio Secreto llevó al presidente, Donald Trump, a un búnker subterráneo en la Casa Blanca, el mismo refugio que fue utilizado para salvaguardar al vicepresidente Dick Cheney durante los ataques terroristas del 11 de septiembre.

 

Muere un hombre tras un intercambio de disparos que involucró a agentes de las fuerzas de seguridad en Louisville, Kentucky

 

Un hombre murió en el estacionamiento de un supermercado en Louisville, Kentucky, la madrugada del lunes después de que agentes de la policía, unidades de la Guardia Nacional y uno o más manifestantes intercambiaron disparos, dijeron las autoridades.

 

En la localidad hay protestas en marcha contra la brutalidad policial desde hace cuatro noches tras las muertes de Breonna Taylor a manos de la policía en esa ciudad y de George Floyd bajo custodia en Minneapolis.

 

El jefe de la policía de Louisville, Steve Conrad, dijo a medios locales que los oficiales y miembros de la Guardia Nacional fueron enviados a una concentración en el extremo oeste de la ciudad justo después de la medianoche, en horario de toque de queda decretado el sábado después de que se registraron episodios de violencia. 

 

Mientras intentaban despejar el área, oficiales y soldados recibieron disparos y respondieron, dijo Conrad. El incidente dejó a un hombre muerto en la escena. El oficial no especificó quién disparó la bala mortal ni la identidad de la persona fallecida. Al comparecer ante los medios en la madrugada, no aceptó preguntas y dijo que habrá más detalles el lunes.

 

Breonna Taylor, una paramédico negra de 26 años, estaba durmiendo en su casa de Louisville el pasado 13 de marzo junto a su novio, Kenneth Walker, de 27 años, cuando tres policías entraron por la fuerza en la vivienda, en busca de sospechosos de vender drogas.

 

El hombre disparó contra ellos, según la cadena NBC, y en el tiroteo posterior su novia, que estaba desarmada, recibió ocho balazos y perdió la vida. Uno de los agentes resultó herido. Los vecinos y la familia de Taylor aseguran que la policía no se identificó como tal, y que la pareja creyó que eran criminales, por lo que Walter disparó en defensa propia.

 

La policía tenía un permiso para allanar la vivienda sin aviso previo. Tom Wine, el principal fiscal penal de la ciudad, dijo que cree que la policía llamó a la puerta y anunció su presencia. El alcalde de Louisville, Greg Fischer, prohibió la semana pasada ese tipo de intervenciones policiales que se producen sin aviso previo.

 

Nota: en una primera versión de esta noticia se refirió por error que los agentes abatieron a la persona que murió. En realidad, la autoría del disparo o los disparos fatales todavía no se ha confirmado oficialmente.

 

Detienen a la hija del alcalde de Nueva York

 

La hija del alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, Chiara de Blasio, fue detenida el sábado por la noche durante las protestas en la ciudad por la muerte de George Floyd en manos de la policía, según confirmó a NBC News un alto funcionario de las autoridades de la ciudad.

 

Chiara de Blasio fue arrestada el sábado a las 10.30 pm por una"reunión ilegal" en el East 12th Street y Broadway en Manhattan y ya ha sido liberada, según el funcionario.

 

La noticia adelantada por el New York Post, que informó que De Blasio había estado bloqueando el tráfico y fue detenida por no moverse.

 

Su detención se produjo aproximadamente una hora antes de que el alcalde dijera en conferencia de prensa el sábado por la noche que era hora "de irse a casa" refiriendose a los manifestantes.

 

NBC New York informó que el Departamento de Policía de la ciudad realizó al menos 345 detenciones durante las protestas del sábado y que 33 agentes resultaron heridos en el transcurso del día.

 

La policía se arrodilla para apoyar las manifestaciones pacíficas

 

Desde Nueva York hasta Des Moines y Spokane, Washington, la policía se ha arrodillado junto a los manifestantes en solidaridad y apoyo. El acto se ha convertido en sinónimo de protestas pacíficas en los últimos tras el gesto del futbolista Colin Kaepernick, que se arrodilló en 2016 contra la brutalidad policial contra ciudadanos negros desarmados.

 

Oficiales de la policía y del sheriff en todo el país han reconocido que el comportamiento de los oficiales que custodiaron a George Floyd fue inaceptable. Art Acevedo, el jefe de policía en Houston, la ciudad natal de Floyd, declaró dos días después que la muerte de Floyd debería ser "condenada por todos en la aplicación de la ley y nuestra comunidad".

 

En Coral Gables, Florida, cerca de Miami, los jefes de policía de todo el condado de Miami-Dade se arrodillaron en oración con los manifestantes el sábado. "Este fue un buen primer paso en la dirección correcta. Fue un momento conmovedor", dijo a NBC Miami un portavoz de la policía de Miami-Dade.

 

Cientos de manifestantes se reunieron de manera pacífica este domingo por la noche frente al Ayuntamiento de Pasadena (California), a unos 20 minutos al norte del centro de Los Ángeles, para mostrar su solidaridad con las manifestaciones que se han extendido por todo el país. Los organizadores afirmaron que recibieron permiso de las autoridades locales para reunirse pacíficamente a pesar del toque de queda que entró en vigencia a las 6 pm en todo el condado.

Dirigidos por más de una docena de grupos religiosos que representan a diferentes comunidades, las multitudes oraron juntas y encendieron velas en la memoria de Floyd. Decenas de personas se reunieron alrededor de un monumento conmemorativo para Jackie Robinson, el primer jugador negro en jugar en la Major League Baseball (Grandes Ligas de Béisbol).

 

"Con demasiada frecuencia veo gente blanca que dice: '¿Qué puedo hacer?'. Puedes hacer lo que todos los demás están haciendo. Salir a la calle", explicó Tom Harding, de 51 años.

 

La maestra del condado de Orange, Candace Teràn, de 30 años, afirmó que hizo un viaje de más de una hora para mostrar solidaridad con las comunidades negras. "Como latina nos enseñaron que no se trataba solo de su pelea, sino de la nuestra. Si no luchas por la justicia, ¿qué estás haciendo?", dijo.

 

Un oficial de policía de Nueva York apunta con un arma a los manifestantes

 

Un oficial de policía de Nueva York apuntó con un arma a los manifestantes en el Lower Manhattan este domingo por la noche, según un video publicado en las redes sociales.

 

La escena, capturada en un video de 12 segundos publicado en Twitter por el reportero de Gothamist Jake Offenhartz, ocurrió aproximadamente a las 10 pm, a solo unos pasos de la famosa librería Strand de la ciudad y unas pocas cuadras al sur de Union Square.

 

Fuente: NBC Universal

eyh