Empresario, alcalde y narco: sentencian al expolítico mexicano que transportaba droga del cartel de Sinaloa en EEUU

Noticias Populares

Las advertencias sobre la "amenaza" de Trump a la democracia dominan el tercer debate demócrata

Los 10 principales candidatos a la nominación presidencial demócrata se enfrentaron en Houston, en un...

Hombre de Georgetown arrestado por intento de robo

La policía del estado de Delaware arrestó a un hombre de Georgetown por intentar robar dos veces...

El descenso de la migración rumbo a EEUU es "irreversible", dice el canciller mexicano en Washington

Marcelo Ebrard aseguró que su gobierno hizo ver al vicepresidente Mike Pence que las medidas...

Phoca Facebook Comments

Share on Myspace

Empresario, alcalde y narco: sentencian al expolítico mexicano que transportaba droga del cartel de Sinaloa en EEUU

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Quien fue alcalde en Puebla, activista y dueño de una compañía transportista en Los Ángeles, pasará 12 años en la cárcel por liderar una empresa criminal continua que generó "varios millones de dólares" y por lavar dinero. Movió al menos 150 kilos de cocaína de costa a costa.

 

José Rubén Gil Campos una vez fue considerado un inmigrante mexicano que logró el 'sueño americano' siendo propietario de una exitosa compañía de camiones de carga en California. Ese logro empresarial lo conectó con la política en el estado de Puebla y así llegó a ser alcalde de su comunidad natal.

 

Esa imagen ejemplar se terminó de derrumbar este miércoles en una corte federal de Nueva York, cuando un juez lo condenó a pasar 12 años en una prisión por utilizar a su extinta empresa para transportar múltiples cargamentos de cocaína entre el sur de California y la Costa Este del país. Gil Campos era socio del cartel de Sinaloa.

 

'El Alcalde de México', como lo apodaban los narcotraficantes con los cuales hacía negocios ilícitos, fue acusado de operar una empresa criminal continua que generó "varios millones de dólares" y por conspiración de lavado de dinero. La droga que transportaban sus camiones terminaba en las calles de Nueva York, Buffalo y otras ciudades estadounidenses, según los fiscales.

 

Quienes lo conocían afirman que gastaba a manos llenas, incluso en festividades públicas de su estado natal. Gil Campos fue miembro de un club de oriundos de Puebla radicados en Los Ángeles, que era parte del Consejo de Federaciones Mexicanas en Norteamérica (COFEM), la organización de inmigrantes mexicanos más grande de EEUU.

 

Pero el Departamento de Justicia (DOJ) alega que detrás de su fortuna estaba una compleja operación de blanqueo de capitales dirigida por la organización criminal fundada por Joaquín 'El Chapo' Guzmán.

 

Un solo cómplice del expolítico poblano depositó 19 millones de dólares en efectivo en las cuentas bancarias de tres empresas que usaban para lavar dinero: Triton Foods, Kamora Investment Enterprises y Corral Seafoods, registradas en California.

 

"Una vez que el dinero fue depositado, los directores de las tres corporaciones de California participaron en otras transacciones financieras con el propósito de retirar o cargar los fondos a las cuentas bancarias para que Gil y/o Herman Aguirre (otro líder del grupo) pagaran la heroína, la cocaína y fentanilo", señala la Fiscalía federal en un comunicado.

 

Un total de 17 integrantes de esta banda, identificada como la organización de narcotráfico Gil/Aguirre, han sido convictos de contrabando de droga y blanqueo de capitales en una corte del Distrito Oeste de Nueva York de la Fiscalía federal. Algunos siguen en espera de sus sentencias.

 

Moviendo narcóticos de costa a costa para el cartel

 

Gil Campos y Aguirre –alias '007', 'Lucky', 'Primo' y 'Fredy'– eran los líderes de este grupo criminal. El exalcalde "era el principal administrador" y se encargaba de "obtener y suministrar cocaína, heroína y fentanilo" a los miembros de su banda, menciona la acusación federal.

 

Solo este empresario mexicano estuvo detrás del contrabando de al menos 150 kilos de cocaína y 30 kilos de heroína.

 

El 22 de marzo de 2008, poco después de tomar posesión como alcalde de Izúcar, Matamoros, Gil Campos fue arrestado por agentes antinarcóticos en el aeropuerto de Los Ángeles (LAX). Entonces lo acusaban de conspirar para distribuir 11 kilos de cocaína en Nueva York. Un par de años después se le volvió a ver en California, pero jamás pudo regresar a la política en su país. Tras su detención lo destituyeron del cargo y en 2017 el Congreso de Puebla lo inhabilitó de la vida pública durante 12 años.

El 13 de enero de 2014 nuevamente fue puesto bajo custodia por oficiales de la Administración para el Control de Drogas (DEA). Al día siguiente realizaron una redada en una bodega alquilada por su empresa en la ciudad de Commerce, en el sureste del condado de Los Ángeles. En ese lugar decomisaron cinco kilos de cocaína.

 

Las autoridades también interceptaron un paquete con dos kilos de cocaína que pretendían enviar desde una oficina postal en Whittier hacia Nueva York.

 

'El Alcalde de México' envió narcóticos de costa a costa entre junio de 2013 y septiembre de 2015, a través de una sociedad con Darryl Williams, quien acordó distribuir grandes cantidades de droga en el oeste de Nueva York y otras ciudades, de acuerdo con la Fiscalía.

 

En al menos dos ocasiones, Gil Campos, Williams y otro cómplice, Troy Gillon, se reunieron en California para organizar los preparativos y la entrega de los cargamentos a Buffalo y otros lugares.

 

"El acusado comenzó a enviar grandes cargamentos de cocaína en camiones de carga, cuyas ganancias fueron enviadas de regreso a Gil por transporte terrestre", menciona el DOJ.

 

La caída de este narcotraficante comenzó el 23 de junio de 2013, cuando la Patrulla de Carreteras de California (CHP) detuvo un camión con remolque en Barstow, en el sur de California, lo cual resultó en la incautación de unos 420,000 dólares en efectivo, que eran producto de la venta de heroína y cocaína en Buffalo. Al seguir la madeja descubrieron que Williams le enviaba el dinero a Gil Campos.

 

Para el 31 de octubre de 2013, oficiales antinarcóticos colocaron un dispositivo de rastreo (GPS) en uno de los vehículos de Gil Campos que movía droga desde la ciudad de Montebello. Los detectives también les siguieron la pista usando informantes, interceptando llamadas telefónicas y con agentes encubiertos.

 

Cuando el expolítico fue encarcelado en 2014, su socio Herman Aguirre continuó la operación de narcotráfico y la llevó incluso más lejos, involucrándose en una célula que lavó más de 100 millones de dólares comprando oro en Illinois en nombre del cartel de Sinaloa. Operadores de esa misma organización criminal les vendían droga en México, Arizona, California y otros lugares, según el DOJ.

 

Alias '007' fue convicto el 20 de diciembre tras un juicio de ocho semanas en una corte de Nueva York. El jurado lo declaró culpable de los cargos de operar una empresa criminal continua y conspirar para blanquear dinero, delitos por los cuales enfrenta una condena de cadena perpetua.

 

Fuente: UN

eyh